¿Es necesario contratar un seguro para montar en bicicleta?

En términos generales hay que mencionar que cada compañía va a hacer una cierta división entre los tipos de seguro que ofrece, pero a grandes rasgos se los puede clasificar en tres grandes grupos. En ese sentido, de acuerdo con las necesidades de cada persona, se puede seleccionar uno u otro.

Al respecto, lo más conveniente siempre va a hacer que las personas analicen cuál es su situación y por lo tanto lo que se va a necesitar al momento de montar en bicicleta, ya que adquirir un seguro que en realidad no es necesario es un gasto que no viene al caso. De todos modos, cabe destacar que en los últimos tiempos existe una creciente demanda del seguro de bicicleta y es muy recomendable para quienes la utilizan con regularidad.

La contratación de seguros para bicicletas

Pensando en lo que se ha mencionado en los primeros párrafos, hay que resaltar que son tres los tipos de seguros que se suelen ofrecer en las compañías dedicadas a trabajar en este sector:

  • Seguro básico – Es el que de manera fundamental garantiza responsabilidad civil y daños a terceros, posibilitando así estar cubiertos en caso que se sufra de un incidente con otro vehículo, también si se provocan daños o si será un atropello de un peatón que va a requerir de asistencia médica. Lo normal es que también se incluyen los gastos médicos en caso de accidente, caída, etcétera.

  • Asistencia en viaje – Se trata de un extra que se suma al seguro básico, aunque en ocasiones lo incluyen. Con esta opción se cubre en caso de sufrir un percance en carretera y se debe reparar la bicicleta. Se haría cargo el seguro del traslado.

  • Seguros de robo y a todo riesgo – Se caracterizan por ser muy claros en las coberturas que le ofrecen a las personas. En términos generales, lo más importante es que cubren el robo de una bicicleta en garajes y trasteros.

Antes de plantear un veredicto respecto a la necesidad de contratar un seguro para montar en bicicleta, tenga en cuenta que siempre va a ser clave que usted dedique el tiempo necesario a la lectura de la letra pequeña del contrato. Lo anterior con el ánimo de evitar que se presenten a futuro molestias desde una perspectiva legal, ya que los inconvenientes pueden llegar a ser muy poco deseables.

Ahora bien, para que se pueda comprender qué tan necesario es un seguro para montar en bicicleta en la actualidad, basta con mencionar que legalmente no es una realidad, sino que se trata de una sugerencia en caso que ocurra algo imprevisto. De todas maneras, son cada vez más los esfuerzos que se hacen para legalizar la obligatoriedad de los seguros para montar en bicicleta, así que no habría que sorprenderse que dentro de muy poco se le anuncia a los bici-usuarios sobre la aplicación de esta medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *